Winstrol

| |

Winstrol® es la marca comercial de un anabolizante esteroideo cuyo componente esencial es la molécula Estanozolol, que es análoga de la 4,5 α-dihidrotestosterona pero en forma sintética.

Se puede administrar por vía oral a modo de comprimidos o inyectable por vía intramuscular, que es la forma más utilizada. Ambas formas de administración tienen el mismo compuesto, esto es, la misma estructura química.

Los comprimidos han sido retirados de la dispensación farmacológica en algunos países, por lo que son más difíciles de encontrar comparativamente a los diales inyectables.

Winstrol® es un fármaco creado para paliar aquellas alteraciones del metabolismo proteico que pudieran cursar con una pérdida de la masa muscular, o bien se presente un balance energético negativo que curse con agotamiento físico.

También se prescribe para casos de desnutrición severa y como tratamiento posterior a la cirugía para personas que presentan problemas con la cicatrización, así como en aquellas personas que han tenido un tratamiento prolongado con corticoides, dando como resultado una importante inhibición de la masa magra, como por ejemplo la neumonía severa. (BOT Plus 2016). Finalmente el uso de Winstrol® está indicado para el tratamiento de la osteoporosis y la estimulación del crecimiento en niños con retardos de crecimiento estatural y ponderal.

winstrol 2

Sin embargo, Winstrol® suele prescribirse también en casos de delgadez extrema de diverso origen, anorexia rebelde que cursa delgadez extrema, convalecencia de enfermedades crónicas debilitantes, así como síndromes nefróticos, asmáticos y artritis reumatoide, con objeto de contrarrestar el efecto catabólico de los cortisónicos. También pude ser prescrito como coadyuvante en el tratamiento de fracturas de lenta consolidación, llagas del decúbito, quemaduras extensas y en los períodos pre y post-operatorios de personas con dificultades de cicatrización.

Naturalmente, la utilización de Winstrol® como anabolizante de uso deportivo no consta en sus características, y obviamente ninguna agencia nacional del medicamento ha aprobado su uso para estos fines ya que estaría considerado como dopaje, y precisamente el Estanozolol es una de las primeras sustancias de doping que se analizan debido a su notable aumento de la síntesis proteica que precipita un también notable incremento de la fuerza de tiro, lo que deriva en un inevitable anabolismo muscular, que supondría una competencia desleal dentro de la competición deportiva.

Esta característica le ha convertido en uno de los anabolizantes estrella en el ciclismo, el fisioculturismo, y en general todo aquel deporte que precisa de la fuerza como elemento esencial de su configuración, después del Dianabol y el Deca-durabolin. Además los deportistas valoran mucho sus reducidos efectos androgénicos.

¿Cómo funciona el Winstrol?

La capacidad anabólica del Winstrol® se explica mediante la disminución de los niveles de SHBG que es una proteína implicada en los procesos de transporte de las hormonas sexuales como la testosterona, el cortisol y el estradiol, y por tanto como globulina fijadora de estas hormonas sexuales impide su unión con el receptor puesto que disminuye las fracciones libres de la hormona que son capaces de interaccionar con el receptor. Por tanto el Winstrol® tiene bastante afinidad con la SHBG, permitiendo una mayor fracción de la testosterona hábil para ejercer su acción, mediante su interacción con el receptor.

Se ha podido constatar que el Winstrol® resulta incluso más activo sobre los receptores musculares que la propia 4,5α-dihidrotestosterona, ya que esta se encuentra sometida a importantes degradaciones enzimáticas una vez obtiene determinadas acciones anabólicas. Por el contrario, Winstrol® al generar cambios en su estructura, las enzimas no le reconocen y consecuentemente puede continuar ejerciendo su acción anabólica sin sufrir degradaciones.

Igualmente resulta necesario destacar que debido a su estructura esteroídica Winstrol® presenta muchas similitudes con el cortisol y la progesterona, sin embargo, su acción como gluco-corticoide y progestagénico son muy bajas (Fernández et al 1994), lo que supone a una notable inhibición de los efectos colaterales asociados a la unión con los receptores de la progesterona y de los glucocorticoides.

La presencia detectable en sangre de Winstrol®, a efectos de test anti-doping, es de aproximadamente 24 horas con administración intramuscular, y de unas 9 horas con administración oral, dejando constancia que la toxicidad hepática de la administración oral es notablemente superior.

De todo lo anteriormente expuesto se deduce que la estructura química del Winstrol® le permite tener una notable acción anabolizante que resulta un 320% superior a la testosterona, y se comporta un 30% menos androgénico que la testosterona (Feldkoren et al 2005), aunque sus efectos virilizantes siguen siendo perceptibles, por lo que se aconseja discreción en su uso por parte de mujeres.

Efectos secundarios del Winstrol

  • Dislipemia: Se ha podido comprobar que este tipo de fármaco genera modificaciones en el perfil lipídico, incluso con dosis bajas (Thompson et al 1989) sea cual fuere su forma de administración, inhibiendo el colesterol HDL y aumentando el colesterol LDL, por lo que no está indicado en personas con riesgo cardio-vascular, y debe evitarse el consumo prolongado en todos los casos (Hazzard et al 1984).
  • Retención de líquidos: Se ha podido constatar que este tipo de fármaco aumenta la retención hídrica, por lo que no está indicado en personas con insuficiencia renal y cardíaca, hipertensión arterial, migraña y epilepsia (BOT Plus 2.0 – 2016). El uso deportivo implica compatibilizarlo con diuréticos tras finalizar su administración para eliminar los líquidos retenidos.
  • Hipoglucemia: En general todos los esteroides producen una mayor tolerancia a la glucosa, esto es, un aumento de la sensibilidad a la insulina por parte de los tejidos periféricos. Por esta razón las personas diabéticas deberán reajustar su medicación para evitar el  riesgo de hipoglucemia. No obstante, este riesgo también afecta a las personas no diabéticas que podrían presentar niveles de glucosa bajos (Şorodoc et al 2009).
winstrol
  • Alteraciones hormonales en hombres: El estanozolol aromatiza, es decir, no puede inhibir la enzima aromatasa que es la encargada de transformar la testosterona en estrógenos, por tanto puede causar efectos asociados a la acción androgénica como la ginecomastia, la hiperplastia benigna de la próstata y la alopecia, por lo que este fármaco está contra-indicado en hombres jóvenes que presentan una alopecia precoz y predisposición genética a la ginacomastia. Igualmente suele producir un fuerte acné en hombres jóvenes de piel grasa, así como un aumento interesante de la vellosidad corporal. En hombre adultos puede provocar una ruptura episódica del eje hipofisario, provocando en algunos casos una disminución o aumento de la líbido y la erección. Para paliar estos efectos, la administración debe compatibilizarse con un inhibidor enzimático de la 5α-reductasa, como el Finasteride o el Dutasteride.
  • Alteraciones hormonales en mujeres: El principal efecto adverso en mujeres es la virilización, que puede resultar bastante visible en las facciones de la cara y en el aumento del vello corporal. Winstrol® está totalmente contra-indicado en mujeres que se encuentran en periodo de gestación o de lactancia, puesto que el fármaco atraviesa la barrera placentaria y también se deposita en la leche materna. Las mujeres de piel grasa, al igual que los hombres, suelen sufrir un fuerte acné. También pueden producirse alteraciones en los ciclos menstruales, que podrían cursar dolor, así como dismenorrea y hirsutismo.
  • Agresividad o hiperexcitabilidad: Este efecto suele presentarse mayoritariamente en hombres que previamente a la administración de Winstrol® ya sufrían trastornos agresivos de la ansiedad, que suelen verse severamente incrementados, pudiendo cursar episodios explosivos de la personalidad que podrían culminar en violencia incontrolada o agresiones. Este fármaco está totalmente contra-indicado en hombres que presentan antecedentes violentos o agresivos, y en general en todos aquellos en los que se observan síntomas claros de ansiedad.
  • Variaciones coagulantes: Este fármaco puede afectar la síntesis de algunas moléculas o factores implicados en la cascada de coagulación, produciendo un aumento del tiempo de protrombina, por lo que se encuentra totalmente contra-indicado en personas con tratamiento anti-coagulante (BOT Plus 2.0 2016).
  • Toxicidad hepática: Especialmente observable en la administración oral, en igual o similar medida al resto de anabolizantes esteroideos que presentan un grupo metilo en la posición 17-α. En este sentido debe llamarse la atención de los deportistas, que deben evitar en todo momento las dosis elevadas y los períodos largos de administración (ciclos largos) que podrían dar lugar a una hepatitis colestásica, e incluso tumores hepáticos (Martínez et al 2006). Esta toxicidad hepática se produce debido a la inducción del estrés oxidativo en los hepatocitos (Pey et al 2003) que con dosis altas puede acelerar la división de células del hígado. Este proceso puede cursar de forma totalmente asintomática hasta que su empeoramiento comienza a presentar síntomas serios que podrían poner en peligro la vida del individuo. No obstante, este efecto puede cesar, e incluso revertir, en caso de abandonar la administración.
  • Alteraciones gastro-intestinales: En algunos casos raros, este fármaco podría producir náuseas, vómitos y diarreas en un porcentaje inferior al 10%, y que inhiben instantáneamente una vez se suspende la administración.

Debe tenerse en cuenta que el Winstrol® es un fármaco que sólo se puede adquirir de forma legal con receta médica, y recetar este fármaco para cuestiones relacionadas con el anabolismo muscular y el dopaje por los atletas, está estrictamente prohibido por la ley.

Por tanto, la única forma de conseguir Winstrol® es de forma ilegal.

Dosis habituales de Winstrol en los deportistas

Winstrol® es comúnmente utilizado por deportistas relacionados con el ciclismo para mejorar su fuerza de pedaleo y por los entusiastas del gimnasio para ciclos de cutting o definición. En este último caso es rara la administración de Winstrol® como componente único del ciclo, y generalmente suele combinarse con Anavar y Primobolan para obtener un corte de perfil exigente que muestre en el torso un serrato definido y un recto abdominal completamente descubierto.

Las dosis habituales en un ciclo de Winstrol® por parte de los entusiastas del gimnasio suele ser de 50 mgs / día tanto por administración oral como inyectable de 2 a 3 días por semana. La dosis máxima tolerable con riesgo hepático importante y otros efectos colaterales a tener en cuenta, sería de 50 mgs / día los 7 días de la semana. Algunos fisioculturistas de competición puede inyectarse dosis de Winstrol® de hasta 100 mgs / dia, lo que resulta una dosis potencialmente letal a medio / largo plazo.

Si el objetivo del deportista es una mejora de la fuerza sin pretender un cutting, la mitad de esa dosis (25 mgs / dia) 2 ó 3 días por semana es más que suficiente. Un ciclo de corte con Winstrol® precisa combinarse obligatoriamente con una dieta de definición.

Preguntas frecuentes sobre el Winstrol

Referencias

  • Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios, CIMA, Winstrol® (2017).
  • Mallén, J. A. C. Dopaje, salud y deporte. Sistema Nacional de Salud de España 29 1-11 (2005).
  • Socas Hernández, L. Efectos adversos para la salud inducidos por los esteroides anabolizantes en un grupo controlado de fisioculturistas. Sistema Nacional de Salud de España (2004).
  • Martínez, B., Velasco, M. J., Pozo, A., Benlloch, S., & Berenguer, J. (2006). Colestasis inducida por consumo de estanozolol. Revista Española de Enfermedades Digestivas 98 (3), 219-220.
  • Small, M., Beastall, G. H., Semple, C. G., Cowan, R. A., & Forbes, C. D. Alteration of hormone levels in normal males given the anabolic steroid stanozolol. Clinical endocrinology 21, 49-55 (1984).
  • Štimac, D., Milic, S., Dintinjana, R. D., Kovac, D., & Ristic, S. Androgenic/Anabolic steroid-induced toxic hepatitis. Journal of clinical gastroenterology 35, 350-352 (2002).
  • Thompson, P. D., Cullinane, E. M., Sady, S. P., Chenevert, C., Saritelli, A. L., Sady, M. A., & Herbert, P. N. Contrasting effects of testosterone and stanozolol on serum lipoprotein levels. Jama, 261, 1165-1168 (1989).
  • Feldkoren, B. I., & Andersson, S. Anabolic-androgenic steroid interaction with rat androgen receptor in vivo and in vitro: a comparative study. The Journal of steroid biochemistry and molecular biology, 94, 481-487 (2005).
  • Hazzard, W. R., Kushwaha, R. S., Applebaum-Bowden, D., Haffner, S. M., Steinmetz, A., & Foster, D. M. Chylomicron and very low-density lipoprotein apolipoprotein B metabolism: mechanism of the response to stanozolol in a patient with severe hypertriglyceridemia. Medical Journal of Metabolism 33, 873-881 (1984).
  • Fernández, L., Chirino, R., Boada, L. D., Navarro, D., Cabrera, N., Del Rio, I., & Diaz-Chico, B. N. Stanozolol and danazol, unlike natural androgens, interact with the low affinity glucocorticoid-binding sites from male rat liver microsomes. Journal of Endocrinology 134, 1401-1408 (1994).

Consejos de Gimnasio Gym

Anterior

Aminoácidos ramificados

Ejercicios hombro

Siguiente

Deja un comentario